Los gusanos poliquetos

Alberto Risquez Valdepeña

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 17 de mayo 2021

Los Anélidos Poliquetos son gusanos biodiversos, de los invertebrados más abundantes y extendidos, de muchas formas y colores. La mayoría de las especies son marinas, bien representados en todas las profundidades y hábitats.

Palabras clave: Anelidos, gusanos, poliquetos

Comúnmente todos conocemos muy bien a las lombrices de tierra o por lo menos hemos escuchado hablar de las sanguijuelas (Annelida: Clitellata), pero por otro lado nos es difícil imaginar que emparentados dentro de este mismo grupo denominado vulgarmente como “gusanos”, están los poliquetos, con estas formas tan impresionantes, con esta gama de colores y estructuras. También son una clase dentro del filo de los anélidos (Annelida: Polychaeta), esta clase, es la más primitiva y extendida del grupo, a la fecha se han descubierto más de 15 mil especies nominales, con 70 familias y con 1600 géneros. En su mayoría, se trata de gusanos acuáticos, la mayoría marinos bénticos (fondo del mar), aunque de ellas, unas 10 familias tienen representantes en el plancton y, en mucho menor proporción, también los hay dulceacuícolas (en estuarios), anfibias y otras sólo terrestres. Las formas marinas son sumamente variadas, tanto que quien no los conoce suele confundirlos con cnidarios (anémonas, corales), artrópodos (miriápodos, crustáceos) y hasta con moluscos.

Tan sólo en México existen más de 1,500 especies comprendidas en 63 familias y 460 géneros. Hay tres colecciones con especies de ambos litorales, cada una con más de 600 especies, así como otras tres colecciones concentradas en regiones o en grupos de poliquetos específicos. Se considera que un 13% de las especies podrían ser endémicas a nuestros litorales y que nuestro país tiene el 10% de las especies del mundo.

¿Cuáles son sus características primordiales? Bueno, pues su cuerpo está dividido en segmentos llamados quetas (sedas), los cuales consisten en un par de parápodos, semejantes a patas, estas son formaciones quitinosas que les facilitan el movimiento, la natación o el anclaje, según sea el caso requerido por cada especie. Luego entonces, el nombre de Poliqueto, significa "muchos pequeños pelos".

Han evolucionado en una gran variedad de formas y tamaños, desde pequeños redondos, hasta especies de gusanos de tres metros de largo. En cuanto al colorido es toda una gama, ya que pueden ser totalmente transparentes o blancos, azules, verdes, rojos, amarillos, naranja, púrpuras o combinados.

Asombrosamente se encuentran en todos los hábitats marinos, desde marismas poco profundas a las chimeneas volcánicas de ventilación hidrotermal. Muchos de ellos tienen bioluminiscencia. Son organismos que reciclan la materia y construyen, son colaboradores en la formación de las estructuras de arrecifes con tubos que albergan una gran cantidad de fauna diversa, desde cangrejos, caracoles y otros gusanos. Son esenciales para la salud de los océanos del mundo.

 Son animales carnívoros. Sus apéndices los utilizan para la respiración y para su alimentación, la cual consiste en plantas microscópicas, fitoplancton o zooplancton, el cual se encuentra flotando en el agua.

Su sistema circulatorio es cerrado, algunas especies tienen un vaso dorsal, que es el equivalente a un corazón, el cual sirve para impulsar el líquido interno a través del cuerpo.

En cuanto a la reproducción, los poliquetos son capaces de regenerar un cuerpo entero a partir de un solo segmento. El sistema nervioso es clave para poder realizar este proceso. En algunos grupos, los menos, hay reproducción asexual ya sea por gemación o fragmentación, pero en su mayoría la reproducción es sexual. Tienen gónadas diferenciadas las cuales están asociadas a septos o vasos sanguíneos. En los más evolucionados, las gónadas aparecen sólo en los segmentos genitales, en la región abdominal.

Estos organismos no representan ningún peligro para el ser humano, al contrario, en general contribuyen al reciclamiento de residuos y fortalecimiento de los arrecifes de coral. Su existencia beneficia el desarrollo de un sinfín de especies marinas tanto plantas como animales.

Aquí tenemos una fotografía de la boca de un poliqueto, tomada con microscopio electrónico de barrido (MEB) y posteriormente coloreada digitalmente.

Si los quieres ver en movimiento, en la siguiente dirección podrás disfrutar un video sumamente interesante de Los Gusanos Poliquetos

 

 

 

Referencias

  • Bezaury-Creel, J. 2008. Ecoregiones marinas de México. In Capital natural de México, J. R. Lara-Lara, V. Arenas-Fuentes, C. Bazán-Guzmán, V. Díaz-Castañeda, E. Escobar-Briones, M. D. García-Abad, G. Gaxiola-Castro, G. Robles-Jarero, R. Sosa-Ávalos, L. A. Soto-González, M. Tapia-García, J. E. Váldez-Holguin (Aut.). Conabio, México, V1, p. 135-159. 
  • De León-González, J. A., J. R. Bastida-Zavala, L. F. Carrera-Parra, M. E. García-Garza, A. Peña-Rivera, S. I. Salazar-Vallejo y V. Solís-Weiss (eds). 2009. Poliquetos (Annelida: Polychaeta) de México y América Tropical. Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey. 737 p. 
  • Méndez, N. 2006. Deep-water polychaetes (Annelida) from the southeastern Gulf of California, México. Revista de Biología Tropical 54:773-785.
  • Rioja, E. 1945. Estudios anelidológicos, 13. Un nuevo género de serpúlido de aguas salobres de México. Anales del Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México 16:411-417. 
  • Menéndez Valderrey, J.L \” Poliquetos. La reproducción” \. asturnatura.com ISSN 1887-5068.