Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero

 

Historia

Bajo la estricta tutela del Instituto de Ecología A. C. (INECOL) y enclavados en los contrafuertes de la Sierra Madre Oriental, a 2.5 Km. al suroeste de la ciudad de Xalapa, se localizan tanto el Jardín como el Santuario. Ambas áreas tienen una altitud media de 1400 msnm, en tierras tropicales de montaña, con clima templado y apacible, mítica región de cultivo de uno de los mejores granos de café de México, “El Genuino Coatepec”. El Jardín, el cual debe su nombre al célebre historiador veracruzano del S XVIII, es un maravilloso mosaico viviente que presenta diversos rostros, olores y colores al paso de las estaciones del año. Ya sea en sus sombreados senderos o en sus vastas explanadas, se puede observar una gran variedad de vegetación distribuida en colecciones, entre las cuales citamos, la etnobotánica, una hermosa colección de plantas con múltiples usos, la nacional de cycadas (las plantas más antiguas de México), de árboles tanto regionales como de diversas partes del mundo, de palmas, de bambúes nativos de México, de plantas acuáticas, de carnívoras, etc. Todo ello, en ocho hectáreas llenas de parajes y rincones mágicos que invitan al solaz y a la reflexión. Por su parte el Santuario del Bosque de Niebla es un área de 30 Has. de bosque mesófilo, es decir, un bosque que se da en lugares muy específicos del planeta, en donde encontramos tanto plantas del hemisferio norte como del sur, cohabitando en una maravillosa y sorprendente simbiosis. Un ecosistema complejo y frágil, que hoy por hoy, representa tan solo el 1% del territorio nacional y es víctima tanto de la sobre explotación de sus recursos, como de la presión del crecimiento urbano. Consciente del inmenso valor de este entorno único, el INECOL se ha dado a la ardua tarea de estudiarlo, conservarlo y difundirlo, para las presentes y futuras generaciones.

 

Colecciónes

 

Cycadas

Las Cycadas forman un grupo de plantas que fueron contemporáneas de los dinosaurios y si bien estos han desaparecido, en la actualidad podemos ver y tocar plantas que formaban parte de su entorno. ¡Las Cycadas! La Colección Nacional de Cycadas es la más importante en su tipo en México y América Latina, pues contiene documentadas las 54 especies de cycadas conocidas de México. Alberga además algunas especies de los demás géneros conocidos en el mundo obtenidas por intercambios. La colección empezó a integrarse a finales de los años 1970, fundamentalmente con propósitos de investigación. Con base en ella se describieron 19 especies nuevas para el país y la ciencia mundial. A lo largo de todo este tiempo, numerosas investigaciones se han llevado a cabo, con temas diversos como las pruebas de germinación y cultivo, cuyos resultados se aplican en viveros comunitarios donde se producen y protegen varias especies. Otras investigaciones que se realizan en el INECOL sobre este grupo, son aquellas sobre taxonomía, anatomía y citología así como filogenia molecular y últimamente la identificación de sus códigos genéticos. En esta colección los visitantes tendrán una oportunidad más para conocer de qué manera las plantas y las personas estamos relacionados, así como la importancia particular de apreciar y conservar este singular y antiguo grupo vegetal.

 

Etnobotánica

Los humanos estamos relacionados con las plantas en un sinnúmero de formas. Esto es lo que estudia la etnobotánica. Aquí los visitantes encontrarán algunas de las plantas más utilizadas por los habitantes de la región de Xalapa, sus aplicaciones y usos tradicionales, su valor cultural o científico. Los ejemplares están debidamente etiquetados y están dispuestos de tal modo que se pueda distinguir con facilidad sus características durante el recorrido. Los primeros jardines botánicos del mundo ya exhibían colecciones etnobotánicas, sobre todo de plantas medicinales. Hoy en día todos los jardines botánicos del mundo promueven la conservación de la diversidad de plantas y de los conocimientos así como los usos que las personas tradicionalmente hacen de ellas. En Veracruz existen grupos étnicos como los totonacas y los nahuas que conocen y utilizan plantas desde hace muchos siglos. Estos conocimientos antiquísimos siguen siendo de uso regular tanto en el campo como en las ciudades y muchas personas las utilizan para comer y condimentar, como materia prima en artesanía, elaboración de esencias aromáticas, fabricación de colorantes, adornos, madera para mobiliario, como leña, como alimentación de animales domésticos, en rituales y ceremonias sin olvidar la cura de algunas enfermedades. 

La Colección Etnobotánica brinda la oportunidad de conocer algunas de las plantas medicinales comúnmente utilizadas en la región de Xalapa, sin embargo aún cuando se mencionan algunos usos, es necesario dejar claro que en esta colección no se encontraran recomendaciones ni recetas médicas herbolarias. Destacan entre las alimenticias y condimenticias, los chiles Capsicum annuum, la hierbabuena o yerbabuena Mentha spicata, el jengibre Zingiber officinale, el muy popular epazote Chenopodium ambrosioides, la canela Cinnamomum zeylanicum y la yuca Manihot esculenta. Entre las medicinales podemos encontrar la ruda Ruta graveolens, el romero Rosmarinus officinalis, la popular sábila Aloe vera, la dedalera Digitalis purpurea, usada contra males cardiacos y llamada así porque sus flores tienen forma de dedal. Otras tienen usos rituales, como la hierba de la pastora Salvia divinorum de propiedades alucinógenas y el toloache Datura stramonium. También hay plantas aromáticas como el pachuli Pogostemon cablin, el acuyo Piper auritum y la lavanda Lavandula officinalis. Tras la visita a la colección etnobotánica, los visitantes en general pero sobre todo los niños y niñas entenderán que la vida humana depende absolutamente de las plantas. De ahí la importancia de su conservación y conocimiento.

 

Estanque

El agua es abundante en la región de Xalapa, por lo que el pequeño estanque o lago del jardín es una muestra de un cuerpo de agua característico de la zona. En este pequeño lago enmarcado por el bosque de niebla y rodeado de exuberantes helechos arbóreos, el visitante puede encontrar especies acuáticas de singular belleza como Nymphaea mexicana, una planta endémica y la Cola de Caballo Equisetum sp. especie primitiva relacionada con los helechos. También se pueden admirar en este estanque Plantas como Pontederia sagitatta y Salvinia minima ambas utilizadas en biotecnología para el control de la contaminación del agua.

 

Secciones

 

Jardín formal

Esta área está sembrada con pasto alfombra y muestra especies de plantas silvestres mexicanas y de otros países, que pueden adornar un jardín. Algunas de ellas son comunes en la jardinería xalapeña, otras no tanto. El Jardín Formal cambia mucho a lo largo del año y en las diversas estaciones del año aquí se puede observar una variedad de flores ornamentales, entre otras destacan los mirasoles (Cosmos), la vara de San José (Abelmoschus), las zinias o cabezonas (Zinnia elegans), las vistosas dalias (Dalia sp.), el cempasúchil (Tagetes erecta)la nochebuena (Euphorbia), el chicalote (Argemone mexicana), las curiosas ruselias (Russelia equisetiformis), los floripondios (Brugmansia suaveolens)característicos por sus grandes flores de agradable aroma y las abundantes lantanas o cinco negritos (Lantana camara).

 

Bosque mesófilo o bosque de niebla

Este es un bosque de árboles altos y medianos, con numerosas plantas epífitas, con origen templado como tropical, en el que los árboles pierden parte de sus hojas en la estación de sequía. Este tipo de vegetación es característica de los alrededores de Xalapa y se encuentra fuertemente perturbado en la región, sobre todo por el uso de la tierra con fines agropecuarios y de asentamientos humanos. Llamado así por gran humedad y frecuentes neblinas, el bosque de niebla es uno de los ecosistemas más ricos y diversos de todo México. Desafortunadamente en la actualidad, menos del 1% del territorio nacional está cubierto por este tipo de bosque, por ello su conservación es prioritaria.

Es interesante conocer que la composición de estos bosques es producto de la mezcla de las floras del norte y del sur del continente americano. En el área que ahora ocupa el bosque mesófilo de montaña se encontraba una finca de café, donde los árboles de gran tamaño se utilizaban para dar sombra a los cafetos. 

 

Plantas útiles

Plantas medicinales: un paseo de olores

Al entrar a la colección de plantas medicinales se percibe que muchas de ellas tienen aromas característicos. A diferencia de otras colecciones del Jardín, esta no es una colección científica, sino que está pensada con fines demos-trativos. Muestra algunas de las especies medicinales de uso más común en la región de Xalapa.

Aquí se exhiben plantas medicinales y condimenticias que el hombre aprovecha para su bienestar. Es posible encontrar plantas que son bastante conocidas para el público como la zarzaparrilla (Smilax sp.), con la que se prepara una bebida refrescante del mismo nombre; el epazote (Teloxys ambrosoides) es un condimento popular en la cocina mexicana; el toronjil (Agastache mexicana) y la hierba dulce (Lippia dulcis) se usan contra el dolor de estómago.

 

Cafetal

El cafetal del Jardín es un ejemplo del cultivo tradicional del café de sombra en la región central de Veracruz. Estos cafetales no son monocultivos, pues además de los cafetos contienen árboles de jinicuil (Inga jinicuil), ixpepe (Trema micrantha), algunos naranjos (Citrus sp.), frutales como los plátanos (Musa spp.) y algunas enredaderas condimenticias como el barbasco o cabeza de negro (Dioscorea sp.) y la maracuyá, pasionaria o flor de la Pasión (Passiflora quadrangularis) cuyas flores son parte de una leyenda de tinte religioso mientras que los frutos, conocidos como mara-cuyá, son un recurso natural importante.

Los cafetales tradicionales son parte de una actividad económica importante en la región de Xalapa y contribuyen a mante-ner los hábitats para la flora y la fauna silvestre.

 

"En los jardines botánicos se emplean palabras en latín para designar a las colecciones establecidas con fines científicos y educativos"

Palmetum

En esta área se encuentra una colección de plantas de la familia de las palmas, Palmae, y exhibe palmas de diferentes partes del mundo. Muchas de ellas se han obtenido mediante el intercambio con otros jardines botánicos Resulta interesante notar que dentro de una misma familia, las plantas tienen diferentes formas en las hojas, tallos, frutos y formas de vida.

Las palmas se caracterizan por su tallo no ramificado que termina en una corona de hojas. Pueden ser arborescentes, arbustivas o trepadoras, rara vez son pequeñas. Representan para muchos grupos humanos gran cantidad de usos, sobresaliendo la industria de la cestería: canastas, tapetes, petates, sombreros, escobas, tenaces, cercos, las hojas se usan para techos y algunas especies son una fuente de alimento, aceite, agua, medicina, etc. Otra palma interesante es la palma de ratán (Calamus mindorensis) con la que se hacen los famosos muebles de ratán.

 Entre las especies que aquí se exhiben están: la palma llamada chocho, la de barril (Gaussia gomez-pompae) y las camedoras (Chamaedorea spp.) son especies mexicanas, en cambio la palma fénix (Phoenix canariensis), el rattán (Calamus mindorensis) y la palma real (Roystonea regia) son de África, Ásia y las Antillas respectivamente.

 

Pinetum

Es una palabra en latín que en los jardines botánicos se emplea para designar un área donde crecen pinos.Los pinos están clasificados entre las especies que producen semillas desnudas, Gimnospermas, las cuales son un grupo gran de plantas de origen antiguo y diverso que comprende las coníferas. Los conos o piñas son característicos de esta familia.

México es considerado como el posible centro mundial de diversificación de los pinos ya que en nuestro país existen más especies silvestres que en cualquier otra parte del mundo. En Veracruz viven 12 especies.

Conformado por diversas especies de coníferas, en el pinetum se puede ver un conjunto de pinos, cipreses, cedros, abetos, araucarias y oyameles. La colección cuenta con casi la totalidad de las especies de pinos registradas para Veracruz.

La madera de los pinos tiene varios usos, entre los cuales pueden citarse los siguientes: materia prima en la construcción de viviendas, combustible doméstico, fabricación de papel, obtención de aceites, terpenos y resinas.

Entre las coníferas mexicanas están los pinos rojos (Pinus patula)los cedros blancos o cipreses (Cupressus benthami) y los oyameles (Abies religiosa).También se exhiben coníferas de otros países, como las criptomerias (Cryptomeria japónica) y los falsos cipreses (Juniperus sp.), del hemisferio sur de nuestro planeta están las araucarias (Araucaria spp.)

 

Arboretum

Es un término en latín para designar un área donde crecen árboles y arbustos. Es una colección de árboles y arbustos nativos e introducidos de todo tipo, que producen flor y semillas clasificadas dentro de las Angiospermas.

Se destaca dentro de esta colección una majestuosa haya (Platanus mexicana), que es una especie muy común en la región de Xalapa. Otras especies se aprovechan como fuente de alimento, como las flores del gasparito (Erythrina americana) y la nuez de macadamia (Macadamia tetraphyla), otras de ornato como el tulipán africano (Spathodea campanulata), el ombú, el laurel de la India. Además, conocer árboles como el aguacate (Persea americana), el nanche (Byrsonima crassifolia), el huizache (Acacia pennatula) y el nogal cimarrón (Juglans mollis)

 

Acahual

Los acahuales son sitios muy comunes en la región de Xalapa; son lugares donde la vegetación ha sido afectada por fenómenos naturales o por el abandono de tierras de cultivo.

En esta área del Jardín podemos ver que con el paso del tiempo ahora existe una mezcla de plantas espontáneas y restos del viejo cafetal. Abundan las piperaceas como los acuyos (Piper auritum), cuyas hojas, al ser maceradas, despiden un aroma agradable. Otras plantas abundantes son Palicourea galeottiana, palmas camedoras (Chamaedoreaspp.), numerosas enredaderas como las zarzas (Smilax spp.) y labiadas como la hierba del zopilote (Ocimum selloi) y flores como el mozote (Bidens pilosa). Los acahuales son lugares muy comunes en los alrededores de Xalapa.

 

EL SANTUARIO BOSQUE DE NIEBLA

El suroeste de la ciudad de Xalapa es privilegiado. En esa zona se ubica el Santuario del Bosque de Niebla, una reserva natural con una superficie de 30 hectáreas única en México, pues en él aún persiste el bosque mesófilo de montaña, conocido también como bosque de niebla. Su acceso principal se ubica justo al lado del Jardín Botánico Clavijero, en el kilómetro 2.5 de la carretera a Coatepec vía Briones.

Los pequeños espacios con vegetación natural –como el Santuario- están reconocidos como un recurso importante para los jardines botánicos en todo el mundo. De hecho numerosos jardines botánicos poseen reservas de vegetación natural en sus propios terrenos o en sitios adyacentes. Se trata de sitios pequeños, con superficies de 5 a 50 hectáreas en las cuales los jardines botánicos llevan a cabo programas de manejo de especies con necesidades especiales para su conservación o establecen colecciones a modo de reservorios genéticos, pero sobre todo, estos espacios se destacan porque son los sitios más aptos para que los visitantes entren en contacto con su entorno natural. 

A cualquier hora del día que se visita, el santuario, nos ofrece un conjunto de sensaciones placenteras como el canto de los pájaros o el de las hojas de los árboles mecidas suavemente por el viento, la variedad sinfín de olores propios del bosque, la pureza del aire o del crujir de la hojarasca bajo nuestros pies... sensaciones que nos reconcilian con la naturaleza y con su supremo poder revitalizante.

Debido a su extensión e importancia, el Santuario Bosque de Niebla, es un gran proyecto que se irá consolidando a lo largo del 2011, y con su conclusión en 2012, el INECOL habrá alcanzado, entre sus múltiples objetivos como institución, hacer que este reducto único de vida silvestre, forme parte indisociable de los haberes de la población local y que sea esta quien libre, en últimas instancias, la mejor y más duradera batalla en aras de su conservación para las futuras generaciones. El bosque de niebla está sumamente amenazado a nivel mundial y está desapareciendo más rápido que cualquier otro tipo de bosque tropical, baste mencionar que en México se estima que más del 50% de este bosque, ya ha sido transformado en cultivos –o peor aún- en asentamientos urbanos; de ahí lo importante que resulta para el INECOL proteger esta pequeña porción del edén. 

El Santuario del Bosque de Niebla es un refugio igualmente importante para la vida humana ya que alberga un gran porcentaje de la diversidad florística del municipio de Xalapa, de la cual muchas especies de plantas tienen, por ejemplo, algún uso medicinal conocido. En el Santuario, varias especies de aves, muchas de ellas migratorias, también encuentran alimento y refugio en este sitio. 

Para el INECOL, cuya misión que es generar conocimiento científico útil para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica mexicana en beneficio de la sociedad, la gestión del Santuario del Bosque de Niebla tiene importancia relevante. Pero lo más importante es que el Santuario está destinado a ser un sitio recreativo único en México, en el que a través de una gama de actividades, los visitantes comprendan mejor el valor de este fragmento de bosque y otros remanentes de vegetación natural que quedan en la región. Sin plantas, no hay vida. 

El funcionamiento del planeta y nuestra supervivencia depende de ellas. Nuestra visión es la de un futuro positivo y sostenible en el que las actividades humanas usen razonablemente la diversidad de la vida vegetal. Conocer los lugares donde esta se despliega, como lo es el Santuario del Bosque de Niebla, el cual promueve a su vez, nuestra supervivencia asi como nuestro bienestar. Estamos seguros de que una visita al Santuario del Bosque de Niebla será una experiencia plena de satisfacciones.

 

Flora

En sus 30 hectáreas, el Santuario de Bosque de Niebla protege una diversidad biológica muy singular, que lo ubica como un sitio representativo de uno de los más ricos y diversos de México y el mundo. A diferencia del JBFJC, el cual es un escaparate de flora cuidadosamente seleccionada y clasificada para fines muy específicos y poblada por una fauna local, el Santuario es un área cuatro veces mayor en extensión, cuyos pacientes jardineros han sido el tiempo y la selección natural, sin que haya mediado la mano humana, por lo menos en sus rincones más profundos. 

Las especies de plantas son muy numerosas en el Santuario y la lista de especies destacadas sería interminable. A pesar de ello, mencionaremos sólo algunas para que los visitantes futuros tengan una idea de lo que encontrarán: Tillandsia multicaulis, "tencho" Se trata de una de las plantas epifitas más abundantes en el Santuario. 

La especie fue descrita originalmente de colectas llevadas a cabo en la región de Xalapa. Es atractiva por sus inflorescencias coloridas. Clethra macrophylla, "marangola" Es uno de los árboles más comunes en los bosques mesófilos de la región. También se le encuentra en el este de Asia, Norte y Centroamérica. 

Es muy común en el Santuario Moussonia deppeana, “tlachichinole” Este es un arbusto de hasta 2 metros de alto, muy vistoso por sus flores rojo escarlata. Fue descrita en la región de Xalapa y se distribuye en los bosques húmedos de montaña del sur de México a Costa Rica. Es muy común en el Santuario Cinnamomum effususm, "aguacatillo" La presencia de este árbol, de hasta 25 metros de alto en el Santuario es muy importante porque sus frutos que sirven de alimento a diversas especies de aves. Es endémico de México e increíblemente es pariente de la canela. Inga jinicuil, "jinicuil" Al igual que el anterior, los jinicuiles son árboles muy importantes para la fauna y las personas, quienes consumen con gran gusto sus frutos. También se utiliza para dar sombra a los cafetos. Fue descrito originalmente del área de Xalapa y se distribuye hasta Centroamérica. 

Conostegia xalapensis, algo característico de este arbolito de hasta 2.5 metros de alto, es el contraste de color en las caras de sus hojas y lo vistoso de sus pequeñas flores rosadas. Sus frutos, unas bayas de poco más de 5 milímetros de diámetro son consumidas por varias especies de pájaros. Es uno de los “xalapeños” más comunes en el Santuario Palicourea padifolia, “flor de mayo” Se trata de un arbusto o árbol pequeño de hasta 4.5 metros, de vistoso follaje verde oscuro contrastante con sus inflorescencias de ejes rojizos y flores amarillas. Sus frutos carnosos son consumidos por diversas especies de aves, pero también tiene usos en medicina tradicional. Fue originalmente descrita en la región de Xalapa. Se distribuye del sur de México al oeste de Panamá. Meliosma alba, "Cedrillo", "Palo blanco" Este es uno de los árboles más grandes del Santuario, pues alcanza más de 25 m de altura. Fue descrito originalmente em esta región y se ha usado en construcciones rurales. También crece en los bosques de Asia. Turpinia insignis, al igual que el árbol anterior, también crece en Asia. Es vistoso por sus flores blanco-verdosas, ricas en néctar. Sus frutos son consumidos por aves y mamíferos. 

Symplocos coccinea, “limoncillo” Es un árbol muy vistoso por sus abundantes flores rosadas. Sus frutos también son consumidos por diferentes especies de aves. Originalmente descrito del área de Xalapa, es una especie endémica del sur de México. Alcanza de 4 a 10 metros de alto.

 

Fauna

Uno de los rasgos más importantes del Santuario es ser refugio de un importante número de especies animales, entre las cuales las más vistosas son anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Por supuesto, el visitante encontrará una diversidad infinita de insectos y otros invertebrados, cuya presencia es delatada por una igualmente infinita gama de sonidos. De la misma manera, los visitantes podrán observar numerosos rastros (huellas y excrementos) de pequeños mamíferos como tlacuaches, ardillas, zorrillos, conejos y armadillos, ya que por su carácter sigiloso, no es fácil observarlos directamente. Como es conocido, los anfibios y reptiles son animales muy sensibles, muestra de ello es que las siguientes especies se encuentran en alguna categoría de protección establecidas por autoridades nacionales e internacionales: En el grupo de las salamandras o tlaconetes destacan: Bolitoglossa platydactyla y Chiropterotriton lavae, ambas amenazadas.

Los sapos Incilius cristatus, Craugastor decoratus y Craugastor pygmaeus son considerados especies vulnerables. En cambio la rana verde Rana berlandieri, y las serpientes Coluber constrictor y Rhadinaea forbesi corren con un poco de mejor suerte. Existen otros reptiles, como el falso coralillo Lampropeltis triangulum, que es una llamativa culebra que habita en casi toda América. Aunque es rara de encontrar, se distingue por sus anillos de colores rojo, amarillo y negro. No es venenosa, pero casi siempre es confundida con el verdadero coralillo. Siempre resultará sorprendente para las personas observar a “los animales de pelo”, entre los que mencionamos a la zorra gris Urocyon cinereoargenteus, el único de los cánidos silvestres que aún es posible escuchar y eventualmente encontrar en el Santuario. 

Las zorras viven y se alimentan tanto en el bosque como en los cultivos, fincas de café y aún en zonas urbanas cercanas. Los toches o armadillos Dasypus novemcinctus son un grupo muy antiguo de mamíferos sin dientes. Son característicos por su armadura, una pequeña lámina cubierta de 9 duros anillos. Esta coraza cubre la parte superior de su cabeza y su espalda. Normalmente se cierran para dormir, o defenderse ante un peligro, aunque no es usual encontrar un armadillo cerrado. 

Para los visitantes resultará interesante saber que en el Santuario habitan dos especies de murciélagos “grandes”, entre ellos el mayor murciélago frugívoro de México Artibeus lituratus, cuya una masa es de unos 65 gramos. Este es más común en los bosques tropical de tierras bajas, aunque algunos llegan a las altitudes donde crece el bosque de niebla. Todos los murciélagos frugívoros contribuyen de forma muy importante a la dispersión de semillas de las plantas del bosque. También habita aquí Molossus rufus, el mayor murciélago insectívoro del bosque de niebla, con un peso de 30 gramos. Se refugia en estrechas oquedades de los árboles. Vuela sobre el dosel del bosque donde captura sobre todo escarabajos voladores.